8 de abril de 2013

Como pintar una camiseta

DecoArt - Acrílico para telas

Hace ya como un año que me compre un bote pequeño de esta pintura. Por ahora he pintado 2 camisetas y en la tercera he querido innovar un poco. Hasta ahora lo hacia con un pincel. La verdad es que me resultaba algo laborioso y nunca estaba satisfecha porque quedaban como aguas. Por este motivo, decidí utilizar una especie de pegatina para delimitar el dibujo y que me resultara más fácil.
La experiencia no fue buena del todo: El primer problema que se me presento fue despegar el papel que viene con la pegatina. Me puse muy nervioso cuando vi que la pegatina se pegaba a si misma, era complicadísimo despegarla y al mismo tiempo pegarla a la camiseta. Una autentica odisea ya que tienes que controlar los nervios para no enviar todo al traste.

En segundo lugar, la pegatina se me estropeo porque es muy adhesiva y fina al mismo tiempo, así que cuando la intente despegar se doblo y rompió. Una pena puesto que la idea me parecía buenísima.

En conclusión, si queréis hacer algo así no lo hagáis con este papel de forrar que se pega a los libros. Es un rollo, porque al venir enrollado es donde empiezan todos esos problemas que os he explicado anteriormente.

De todas formas, conseguí pegar ese plástico traslucido a la camiseta y empecé a pintar. Por un momento tuve esperanzas, se pintaba muy bien y rápidamente. De todas formas tenia una duda ¿tendre que despegar esto cuando la pintura este seca o no? Esta técnica también se utiliza cuando pintas paredes o muebles y recomiendan quitar el cello o pegatina antes de que se seque para que no se desquebraje la pintura. A pesar de todo, a mi me parece que se puede esperar a que se seque una de las capas para luego darle otra y que quede mejor, sin manchas de agua. Pero lo quite antes y no me quedo como yo deseaba; soy muy perfeccionista y las lineas de las letras no quedaron limpias del todo. Una pena.

Pensé que podía lavar la camiseta y empezar del principio pero... ¡sorpresa! no se fue toda la pintura de la camiseta. Como era un regalo decidí tapar el estropicio con un aplique de fieltro. Menos mal que la persona a la que se lo regale es muy comprensiva pero la verdad es que me dio pena por él.

Espero que vosotros podáis aprender de mi experiencia y que os pueda salir vuestro proyecto a la primera.

No hay comentarios:

Entradas populares

Páginas vistas la semana pasada

Seguidores